Los carros de la compra Garmol estrenan New Thinking

11 octubre 2011

“Cuando hablamos de los carros de la compra Garmol estamos hablando de una forma diferente de pensar, de actuar y de consumir. Una apuesta por las personas, por la ecología, por la calidad y por el diseño. Contra el pensamiento único, nosotros proponemos miles de ideas alternativas. Y tú, ¿qué piensas?”

Por cosas como estas nos encanta trabajar con Garmol. Y es que aunque lo hayamos escrito nosotros, es verdad. Garmol es una empresa familiar de Dénia que ha sabido ponerle la mejor de las caras a los malos tiempos y ha decidido ponerse el mundo por montera y apostar por hacer las cosas diferentes.

Cuando todos se van a China a reducir costes, ellos deciden que no hay nada como el “made in Spain” y optan por dar más calidad, más diseño y más ecología que los demás. Cuando todos aniquilan su presupuesto en publicidad, ellos lo optimizan, dan un paso más en su imagen, renuevan su web para hacerla más útil y mejoran su comunicación al canal para hacer más sencillo el trabajo de su gente.

Y cuando todos ven a su agencia de publicidad como un mero proveedor, ellos nos hacen sentir como un partner estratégico, nos permiten involucrarnos en la estrategia empresarial y consiguen que tanto nosotros como fotógrafos, modelos, impresores y productoras se vuelquen en un proyecto en el que todos han creído desde el primer momento.

Debe ser por esta forma de pensar y actuar que hoy día puedes ver sus carros por nuestras calles, pero también por las de Francia, Italia, Rusia, Australia o Suecia, por poner algunos ejemplos.

Por eso el concepto de “New thinking” nos vino a la mente tan pronto como nos pusimos a ello. Garmol propone que te animes a pensar de forma diferente. Que salgas a disfrutar del solecito. Que hagas de la compra un momento para ti. Que te escapes del pensamiento único. Que busques alternativas. Que seas tú mismo. Y que seas tú mismo quien se alegre el día. Porque si esperas que sea otro quien lo haga, vas listo.

Y han publicado su Compromiso Garmol para dejar patente que eso de pensar diferente está muy bien, pero que una vez pensado, hay que actuar. Y en ello están.

Sí, igual podríamos haberte recomendado que te compraras un carro para ser “cool”, para irte de joyerías o para, no sé, irte a una fiesta glamourosa. Pero eso no hubiese sido verdad. No hubiesen sido ellos. Y nosotros no hubiésemos sido tampoco nosotros.

Deja un comentario





Código de seguridad