Cuatro ideas sobre el día c

22 abril 2012

Aún con el sabor de las tapas del bar Los Zagales de Valladolid en el paladar (y no me pienso lavar los dientes mientras dure) vamos a pasar al recreo algunas ideas con las que nos quedamos del par de días que hemos pasado en la capital pucelana con el club de creativos.

- Nos encantan los festivales de publicidad. Sean en San Sebastián, en Barcelona, en Alicante o en Zamora, es un subidón meterte en vena tanta publicidad en tan poco tiempo. Ver lo que hacen los demás, cagarte en sus muelas de envidia y decirte “yo quiero hacer eso” es la mejor motivación que encuentras para seguir haciendo mejor tu trabajo.

- Rodrigo Cortés, el director de Buried y Luces Rojas es una de las personas más inteligentes con las que hemos compartido un espacio. Nos dejó a todos sorprendidísimos con su capacidad de elocución y sus opiniones sobre los procesos creativos, el control de los mismos y el mundo de la creatividad en general. “Las posibilidades de éxito son similares cuando haces lo que realmente quieres que cuando obecedes: prácticamente nulas. Así que vale la pena hacer lo primero.”

- J. Walter Thompson México despidió a un joven redactor llamado Gabriel García Márquez por ser poco imaginativo. Para que luego digan que la publicidad no tiene función social.

- No hace falta estar en el centro de Madrid, Barcelona o México D.F. para crear una gran agencia. Hace falta tener grandes ideas, eso sí.

- Nos gustó la propuesta de Hyper Island: un modelo educativo sueco basado en el aprendizaje a través del fracaso. Tan importante es que te digan qué hay que hacer como descubrir qué no hay que hacer. Tomar decisiones, aunque sean erróneas, y luego actuar en consecuencia. Perder el miedo al fracaso o al error te ayuda a tener seguridad en ti mismo y fomenta tu liderazgo. Y no se acaba el mundo si la cagas, vamos. Learning by doing.

- Si crees que tu empresa no necesita estar en las redes sociales, deberías saber que ya lo está.

- La zona de comodidad es la zona maldita. Donde pasan las cosas es muy lejos de ahí. También es donde llueven ostias como panes, pero si quieres encontrar nuevos caminos, habrá que salir de la autopista.

- El humor nos hace más creativos. Y el miedo y la censura, más aburridos y más imbéciles. Con la gente de El Mundo Today descubrimos que sí, que puedes hacer humor de todo, pero que tienes que ser muy bueno, la autoexigencia es imprescindible. Y que de entre la mierda, la mucha mierda, salen las perlas. Y del psicólogo Eduardo Jáuregui aprendimos muchísimo también. Por ejemplo, que la risa, las emociones positivas nos ayudan a ampliar y construir recursos. Nos hace más flexibles cognitivamente, amplía la atención y ayuda a tomar mejores decisiones. Y te lo pasas mejor. La creatividad genera humor y aquí hemos venido a pasarlo bien. Como decía Oscar Wilde, “la vida es demasiado importante para tomársela en serio”.

- Como dice Xavier Verdaguer, la creatividad funciona mucho mejor cuando uno hace lo que le gusta. Pasión. Y retos. Los retos desarrollan la creatividad, hay que marcarse objetivos. Y otra vez insistió en que caer es normal. La media de fracasos de los proyectos de Silicon Valley es del 80%. Y quizás ése sea el principal freno a las ideas, tenemos demasiado miedo al fracaso, hay que asumir riesgos, hay que atreverse y emprender (tampoco es cuestión de ir dándote piñas por ahí sin sentido, pero si crees en una idea, vete a por ella y déjate de excusas. Y sí, puede salir mal. Pero si no lo pruebas, no saldrá bien seguro).

- La conferencia que dio el señor que dejó su trabajo en un banco para crear la marca de ginebra Bulldog no nos aportó gran cosa, pero nos regalaron una botellita de ginebra, así que qué menos que mencionarlo, ¿no?

- Los casos de éxito con los que se presentan las piezas están convirtiendo las bobinas de los festivales en algo muy difícil de digerir. Vale que ya no es lo mismo, que no son spots y que la publi ha cambiado, pero si para explicar por qué hiciste tal o cual pieza necesitas un vídeo de 7 minutos, mal asunto. Además, hay piezas con unos datos de supuesto éxito que no se las cree nadie. Y en gráfica sigue habiendo demasiado trucho.

- Los creativos capaces de salir a presentar una ceremonia de entrega de premios vestidos de vaca son muy divertidos. Los creativos que cuando sale su pieza en pantalla se aplauden a ellos mismos son bastante tristes.

- Nosotros dos bailando canciones de Amaral como si nos fuera la vida en ello a altas horas de la madrugada también somos muy tristes, ya lo sabemos, pero ni pedimos perdón ni podemos prometer que no volverá a suceder.

- Ricardo Pérez y Rafael Baladés, cdc de honor 2012 se merecen todo nuestro respeto y nuestra admiración.

- Visto en unas camisetas: Ser feliz mola más.

Deja un comentario





Código de seguridad