Con Tururac, entre las Cerezas de la Montaña de Alicante.

15 mayo 2011

Una de las premisas fundamentales de Sapristi consiste en involucrarnos al máximo en la actividad de cada uno de nuestros clientes, conocerlos cuanto más mejor para poder transmitir sus beneficios y conectar con su público. Y esto, aunque a veces hay que reconocer que se nos presenta un poco más difícil, en la mayoría de las ocasiones es todo un gustazo.

Sapristi team

Sapristi team

Este fin de semana decidimos formar parte de una joint venture tripartita con dos de nuestros clientes. Así pues, desde Tururac pusieron el Albergue del Serpis (alojamiento, restauración y bicis), los de las Cerezas de la Montaña de Alicante pusieron las cerezas y las montañas y Sapristi puso las piernas de nuestro compañero Alfred, ya restablecido de su última proeza física, cuando se levantó del sofá para pillar más cervezas de la nevera durante el último clásico.

Pero no quisimos hacerlo solos, por lo que convencimos a los amigos Jaime e Isaac, (nuestro particular Troy McLure al que recordarán de otras películas como “Relax en Cullera”), pasamos la noche en L’Orxa y al alba comenzamos a pedalear cuesta arriba por la Vall de Gallinera, entre campos de cerezos en plena cosecha, caminos de tierra y paisajes impresionantes como el Barranc de l’Encantada, el pantano de Beniarrés o los túneles de la antigua línea ferroviaria de Alcoy que corre paralela al río Serpis, en los que íbamos parando para descansar, con la excusa de hacer fotos para este post.

El Barranc de l'Encantada

El Barranc de l'Encantada

Las cerezas de la Montaña de Alicante

Las cerezas de la Montaña de Alicante

El embalse de Beniarrés

El embalse de Beniarrés

El río Serpis

El río Serpis

El resumen de esta fantástica experiencia: 48 kilómetros de recorrido, más de 800 metros de desnivel, paisajes impresionantes, cerezas a porrillo, unas comidas impresionantes en el albergue que nos han ayudado a no perder ni un gramo tras tanto esfuerzo y después de más de 4 horas con las posaderas sobre un sillín tan pequeño, estamos más que capacitados para trabajar para el cliente del que hablábamos al principio.

Feliz semana, familia.

Con Nando, el alma de Tururac que nos trató genial. Gràcies xiquet!

Con Nando, el alma de Tururac que nos trató genial. Gràcies xiquet!

Deja un comentario





Código de seguridad